lunes, 22 de enero de 2018

Esta semana leeré...#4/2018

Buenos días a tod@s.

Una semana más que comienza y aquí estoy yo, tan puntual como un inglés a la hora del té, para anunciaros cuales serán las lecturas que intentaré abordar durante estos siete días. La semana pasada pude sacar adelante la lectura que me propuse (¡bien por mi!) y además me dió tiempo a comenzar un libro al que le tenía muchas ganas, aunque estoy ya a punto de finalizarlo. Os hablo de "Años de sequía" de Jane Harper.
En cuanto lo acabe me pondré con una novela de ficción histórica porque toca cambiar de aires, que ya está bien de tanta sangre, cadáveres y asesinos en serie. Comenzaré a leer "La villa de las telas", de Anne Jacobs. 

Y esta semana, además, intentaré dar salida a algunas de las reseñas que tengo pendientes hasta ahora.

¿Qué leéis vosotros?


viernes, 19 de enero de 2018

Castigos justificados - Hjorth & Rosenfeldt

FICHA DEL LIBRO
Autores:
Hjorth & Rosenfeldt
Título:
Castigos justificados
Serie:
Bergman 5
Editorial:
Planeta
Año de edición:
2018
ISBN:
9788408180654
Páginas:
544
P.V.P.
19,90 euros



Sinopsis:
Una estrella de televisión es hallada muerta de un tiro a la cabeza en una escuela abandonada. Su cuerpo se encuentra de cara a la pared y, atadas a una silla del aula, unas hojas de examen. A juzgar por el número de respuestas incorrectas, la víctima suspendió el examen más importante de su vida.
Este horrible asesinato es el primero de una serie de muertes que tendrán como víctimas a personajes famosos. La Brigada Criminal de Torkel Hölgrund se encargará del caso y sólo gracias a la pericia de Sebastian Bergman lograrán, siguiendo las pistas halladas en chats de internet y en cartas anónimas publicadas en los periódicos, resolver el misterio.
Fuente: web de la editorial


Resultado de imagen de separador



Opinión personal:
Tan solo han pasado cuatro meses desde que se publicó "Silencios inconfesables" la anterior entrega de la serie Bergman, un tiempo que se me ha hecho eterno porque no os podéis imaginar la adicción que estos dos autores suecos crean en los lectores gracias a sus historias admirablemente construidas, pero sobre todo gracias a su personaje principal, un hombre autodestructivo. Hoy os traigo mis impresiones sobre Castigos justificados, la quinta entrega protagonizada Sebastian Bergman, uno de los principales criminólogos de Suecia y temporalmente adscrito a la Unidad de Homicidios de Estocolmo. Un thriller emocionante, con un argumento inteligentemente tejido y unos giros argumentales que te tatuarán a sus páginas.

Sesenta preguntas que pueden cambiar tu vida; treinta segundos para responder cada una; una tercera parte de las respuestas han de ser correctas; si suspendes…morirás

Con tan escalofriante premisa da comienzo una nueva novela de estos dos autores que te atrapará desde sus primeras frases y cuya tensión va a salpicar fuera de sus páginas, pudiendo cortarse a hachazos. Un asesino en serie va dejando los cadáveres de sus víctimas en las aulas de ciencias de escuelas públicas, con una misma puesta en escena: jóvenes acribillados de un disparo en la frente, atados a una silla y de cara a la pared, con un cono de papel en la cabeza y una especie de examen grapado en la espalda. Otra cosa que tienen en común es que las víctimas habían participado en un reality de la televisión. Será la Unidad de Homicidios, el equipo liderado por Torkel, quien que se haga cargo del caso. El equipo ha de trabajar en estrecha colaboración y necesita un hilo por donde comenzar a tejer, pero carecen de pruebas que muestren claramente la senda correcta por la que poder encauzar la investigación. Mientras, el asesino se parapeta tras un muro construido por esta ausencia de evidencias y pruebas incriminatorias que pudieran delatarlo.

De nuevo en esta novela nos encontramos con una historia que tiene dos caras. Por un lado tenemos la secuencia en la que se desarrolla la investigación de una serie de crímenes y que se va a cerrar de forma autoconclusiva; y luego está el hilo argumental en el que sus autores profundizarán en las difíciles relaciones personales de los miembros del equipo, que van a condicionar su comportamiento y el modo de afrontar un caso complejo. Si alguien pensó que las complicaciones personales no podrían ir a peor después de la anterior novela de la serie, se equivoca. La atmósfera de creciente tensión, que se mantiene a lo largo de todo el relato, combinada con personajes intensos y situaciones bien perfiladas, conseguirán mantener en vilo al lector hasta su desenlace. Y menudo desenlace…

Con una narración casi cinematográfica muy fluida gracias a sus numerosos y breves capítulos, un estilo directo, una prosa sencilla, un narrador omnisciente que incluye el punto de vista del asesino y un ritmo diligente, los autores van a llevar a cabo un extraordinario análisis psicológico de cada uno de sus carismáticos protagonistas. Vanja, cuyo único refugio es el trabajo, ha perdido el control y se siente sola y humillada por unas mentiras que le mortifican. Necesita construirse una vida propia, más allá de las sombras, distanciándose de las personas que la han herido. Una vez más, el propio Sebastian Bergman es atraído por un asesino en serie inteligente, planificador y determinado, un contrincante digno de medirse con él, todo un desafío que dará paso a un juego del ratón y el gato que traerá consecuencias nefastas al equipo. Tras cerrar su último caso se siente desgarrado y la necesidad de llevarse a la cama nuevas conquistas casi se ha adueñado de su existencia. Una manera de encapsular el dolor y la culpa que poco a poco lo iban consumiendo. De nuevo nuestro protagonista tiene un papel secundario en este libro, hasta el último cuarto. Solo entonces toma las riendas de la situación, dirigiendo la acción en la dirección correcta y jugando un papel decisivo en la resolución del caso. En cuanto al resto de personajes, mejor no os cuento nada y os invito a que vosotros mismos seáis testigos de su evolución.

Manifiesta es la rotundidad con la que los autores de Castigos justificados han logrado pergeñar una trama perfectamente imbricada y en la que hay espacio para la crítica social focalizada en el personaje de un asesino que sembrará la semilla del debate con sus acciones. Un hombre que se lamenta de que la superficialidad, la ignorancia y la estupidez sean las únicas cualidades que aseguran el éxito en estos nuevos tiempos, y que gente ignorante logren convertirse en iconos e ídolos de masas gracias a unos realities que alienan tanto a los espectadores como a los propios concursantes. Mientras que mucha gente inteligente y con sólidas bases de cultura es cínicamente despreciada. En este libro se denuncia el desprecio al conocimiento y la cultura de la superficialidad que se extiende por la sociedad. ¿Por qué va nadie a dedicar años de aprendizaje cuando con solo un clic se accede a cualquier respuesta? ¿Queremos de verdad vivir en una sociedad donde gente que nunca ha leído un libro, o cuyo único "mérito" ha sido el de practicar edredoning ante las cámaras, se expanden en los medios y sirven como referentes a nuestros hijos? Vivimos, por desgracia, en una sociedad en la que se glorifica la idiotez, y la estupidez es un factor de éxito.

Como ya he comentado anteriormente, Castigos justificados es la quinta entrega de la serie protagonizada por Sebastian Bergman, un tipo difícil y manipulador con el que no es sencillo trabajar. Un criminólogo roto por el dolor al haber perdido a su familia, lo más valioso que tenía. Y todas las malas decisiones tomadas tienen su origen en esa pena que poco a poco lo está envenenando ¿Es posible leer este libro sin necesidad de haber leído las novelas anteriores? Mi respuesta es rotundamente negativa, porque aunque estamos ante un libro autoconclusivo y el caso criminal que se desarrolla en su trama quedará totalmente cerrado, hay elementos del trasfondo de sus personajes principales de especial interés cuya evolución no debes perderte porque son una parte fundamental de la serie.

Sintetizando: Castigos justificados  es un thriller de lectura adictiva que muestra al lector la habilidad de sus autores para manejar los hilos de la intriga con maestría, a la vez que ponen de relieve las debilidades de todos sus personajes y tiene como trasfondo una crítica social que da pie a un interesante debate sobre el desprecio al conocimiento e invita a la reflexión. Sebastian dejará de ser el eje principal de la trama y cede parte de su protagonismo a sus compañeros de equipo, pero será una pieza clave en la resolución de un caso que queda cerrado por completo. Personalmente, he echado de menos gran parte de la agudeza intelectual con la que fue capaz de convencerme en la primera entrega de la serie. Aunque se veía venir, nunca pensé que el final fuese tan contundente y dejase abiertos algunos frentes que tendrán continuación en la próxima publicación, o al menos eso espero. Es una novela que acelerará tu pulso en su resolución final, dejándote con la boca desencajada y con ganas de saber cómo va a continuar. Y me alegra decir que yo formo parte de esos más de cuatro millones de lectores que ya han descubierto al psicólogo criminal más cínico y arrogante de Suecia, de ahí que recomiende encarecidamente la lectura de este libro.

Y como siempre digo, esta es la opinión personal de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Sus autores:


Michael Hjorth (1963) es uno de los mas famosos productores de cine y televisión de Suecia y un guionista muy reconocido, cuyo trabajo incluye los guiones de varias de las películas de Wallander de Henning Mankell.
Hans Rosenfeldt (1964) es el principal guionista de Suecia y el creador de la serie de televisión de mayor éxito escandinavo de todos los tiempos: la premiada serie policíaca "The Bridge", que se emite en mas de 170 países.

miércoles, 17 de enero de 2018

La buena gente - Ursula Werner

FICHA DEL LIBRO
Autora:
Ursula Werner
Título:
La buena gente
Editorial:
B de Books
Año de edición:
2017
Género:
Novela Histórica
ISBN:
978846666260
Páginas:
384
P.V.P.
19 euros


Sinopsis:
Alemania, 1944. Los niños viven su infancia pese a todo, y los adultos intentan mantener los ojos y los oídos cerrados. Mientras tanto, algunos se juegan la vida por ayudar a otros...
Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, Edith y Oskar Eberhardt trasladan a su familia -su hija Marina, su yerno Franz y las hijas de estos- desde Berlín hasta una pequeña casa en la tranquila ciudad de Blumental, cerca de Suiza. Oskar, un miembro del gabinete de Hitler, está ausente casi todo el tiempo, y Franz combate en la guerra, de modo que las mujeres de la casa se quedan solas, llevando una existencia tranquila en una pintoresca población. Sin embargo, la vida en Blumental no es tan idílica como parece. Un joven capitán nazi aterroriza a los ciudadanos a quienes debería proteger. Los vecinos se espían mutuamente, y algunos desaparecen de manera misteriosa. Mientras tanto, Marina colabora con un sacerdote protestante que ayuda a refugiados judíos a cruzar la cercana frontera con Suiza. Todo se complicará cuando Oskar regrese a casa con la noticia de que el Führer viajará a la zona y que piensa visitar a los Eberhardt.
Fuente: web de la editorial

Resultado de imagen de separador

Opinión personal:
A pesar de todo lo que llevamos visto y oído del vergonzoso periodo de la historia en el que fueron exterminados millones de inocentes, a pesar de todo lo que se sospecha y todo lo que se sabe porque está sobradamente confirmado, nunca dejaré de leer cualquier libro que caiga en mis manos y cuya ambientación esté centrada en el conflicto bélico de la Segunda Guerra Mundial. Por eso hoy os traigo mis impresiones de La buena gente, una novela de ficción histórica que tiene un enfoque completamente diferente, que se aleja de la perspectiva tan trillada de los perseguidos y los perseguidores para hacerlo desde la óptica civil de una familia alemana, los Eberhardt, que se asientan en una idílica población rural de Alemania.

Verano de 1944. Oskar Eberhardt ha trasladado a su familia, esposa, hija Marina y sus tres nietas hasta Blumental, una pequeña población situada cerca de la frontera con Suiza. Abandonaron Berlín para proteger a las niñas, que han visto cómo se difuminaba su infancia por culpa de la guerra, no solo de los bombardeos aéreos y tiroteos, sino también por el hecho de verse enfrentados diariamente a la pérdida y la desesperación. Se han instalado en un pequeño hogar improvisado que se aleja mucho de la casa que el matrimonio de Oskar y Edith había diseñado mentalmente, de manera tan vívida, desde que se unieron para formar una familia. En este escenario tan pintoresco y bucólico estarán protegidos de la mayoría de los horrores de la guerra, o eso parece. Porque la vida en este municipio no es tan idílica como aparenta ser por la presencia un joven capitán nazi, Heinrich Rodemann, que abusa de su autoridad y tiene a la población aterrorizada, mientras los vecinos se espían los unos a los otros y algunos desaparecen misteriosamente, de la noche a la mañana…

Todo en torno a las labores que lleva a cabo Oskar en Berlín, en su día a día, constituye un gran misterio. Su familia solo sabe que ocupa un puesto en las altas esferas, cerca del ministerio de Economía. Sus seres más queridos han elegido vivir en la ignorancia, cerrando los ojos ante la locura antisemita de su líder, alejados del peligro y llevando una vida cotidiana relativamente tranquila. La soledad ante la ausencia de una figura masculina condiciona la vida de las mujeres de la casa, quienes llevarán una existencia tranquila, al margen de los horrores que se dan en el resto del país. Lo más destacable de toda la historia ha sido descubrir cómo Edith despierta gradualmente de la ignorancia, constatando que su esposo está realmente involucrado en las atrocidades cometidas contra el pueblo judío. Ingenuamente suponía que eran enviados para su reasentamiento y que su vecinos y amigos más queridos se encontraban ahora felizmente establecidos en algún lugar, a salvo de todo. Para Edith, el patriarca es un hombre patriótico y valiente, con un inquebrantable sentido del deber, un abuelo entusiasta y caprichoso, y un marido generoso y afectuoso. Pero el horror del Holocausto la golpeará más tarde con fuerza. Por otro lado, Marina se siente culpable de los actos cometidos por sus compatriotas y necesita hacer algo para expiarlos, optando por ayudar a grupos de refugiados que huyen de la destrucción y el exterminio que asolaban sus pueblos a pasar, sanos y salvos, al otro lado de la frontera.

Con una prosa concisa y vívida, un dominio de la parte narrada sobre la dialogada, y una cadencia pausada, La buena gente es una novela conmovedora sobre los lazos familiares, el amor, la lealtad, la amistad, la traición, la culpa, el valor y la solidaridad. La historia se articula en tres grandes bloques y un total de 32 capítulos, más un epílogo que transcurrirá veintidós años más tarde y que me ha parecido tremendamente emotivo. Todo el argumento se desarrolla en el corto período de tres días (18, 19 y 20 de julio). Tres días muy intensos en los que habrá tiempo para desarrollar acontecimientos muy dispares y poner de relieve el silencioso odio que las gentes del lugar profesan hacia el régimen nazi en general y contra el capitán Rodemann en particular, por haber alterado sus vidas. La autora ha elegido centrarse en la cotidianidad, mostrando al lector el día a día de una pequeña comunidad alemana alejada de una tragedia de escalofriantes dimensiones. Proporciona una visión panorámica del conflicto, sin apenas profundizar en consideraciones políticas, sino solo de supervivencia. Una visión necesaria y que demuestra que la realidad es multiplural y no todos los alemanes fueron nazis ni comulgaron con sus preceptos.

Su elenco de personajes secundarios es amplio, algunos más intensos e impulsivos que otros, siendo  inevitable que tengan más peso en la trama. La mayoría de estos personajes me han resultado algo planos y no llegan a emocionar o permitir que logremos empatizar con ellos. También he echado en falta una mayor dosis de dramatismo teniendo en cuenta el período de la historia en que está ambientada. Algo que me ha molestado un poco ha sido la inclusión de palabras y expresiones en alemán que en ningún momento llegan a ser traducidas.

Sintetizando: La buena gente es una novela de ficción histórica de entretenida lectura, cuyo planteamiento está centrado en las vivencias de una pequeña comunidad alemana que sobrevive alejada del conflicto bélico. Una historia que se acerca al holocausto nazi desde una premisa diferente, desde una visión muy particular y que cuenta con un ritmo pausado. Un relato que alienta al lector a reflexionar sobre cómo reaccionaría en circunstancias similares, inmerso en un estado policial donde el castigo por oponerse al régimen significaba el encarcelamiento o la muerte, y cuán limitadas pueden ser las alternativas. Un retrato familiar que explora cómo cada uno de sus miembros se debate entre sus propios valores, su sentido de la justicia y el deber de proteger a sus seres queridos.

Y como siempre digo, esta es la opinión personal de una simple lectora, no de una crítica literaria.


lunes, 15 de enero de 2018

Esta semana leeré....#3/2018

Buenos días a tod@s.

Una semana más que comienza y aquí estoy yo, tan puntual como un tren de alta velocidad, para anunciaros cuales serán las lecturas que intentaré abordar durante estos siete días. La semana pasada la he tenido algo apretada y me ha sido imposible sacar las lecturas que me propuse, por eso voy a dedicarme en cuerpo y alma a la lectura de una novela y, si me diese tiempo de acabarla, ya veré lo que elijo porque voluntarios no me faltan :D

En principio, voy a dedicarle mi tiempo a "Reino de fieras", de Gin Phillips. Un thriller que será publicado en unos días y que pinta muy bien.


Y esta semana, además, intentaré dar salida a algunas de las reseñas que tengo pendientes hasta ahora de dos novelas que merecen mucho la pena.

¿Qué leéis vosotros?


viernes, 12 de enero de 2018

El fuego invisible - Javier Sierra

FICHA DEL LIBRO
Autor:
Javier Sierra
Título:
El fuego invisible
Editorial:
Planeta
Año de edición:
2017
ISBN:
9788408178941
Páginas:
480
P.V.P.
21,90 euros




Sinopsis:
David Salas, un prometedor lingüista del Trinity Collage de Dublín, se encuentra, después de aterrizar en Madrid para pasar sus vacaciones, con Victoria Goodman, una vieja amiga de sus abuelos y con su joven ayudante, una misteriosa historiadora del arte. Ese hecho trastocará sus planes y lo empujará a una sorprendente carrera por averiguar qué ha sucedido con una de los alumnos de la escuela de literatura que regenta lady Goodman. Para su sorpresa, la clave parece esconderse en el mito del grial y su vinculación con España.
Remotas iglesias románicas de los Pirineos, colecciones de arte en Barcelona, libros antiguos y extraños códigos en piedra se alinean en una trama llena de intriga que nos hará pensar sobre el origen de toda inspiración, literatura y arte verdaderos.
Fuente: web de la editorial



Resultado de imagen de separador

Opinión personal:
Javier Sierra se convirtió en asiduo a mi biblioteca tras leer "La cena secreta". Caí rendida ante sus historias por la relación que guardan con el mundo del arte. Posteriormente llegaron a mis manos "La dama azul" y "El maestro del Prado", novela esta última que disfruté como una enana por estar su argumento estrechamente relacionado con mi licenciatura en Historia del Arte. Por eso no dudé en hacerme con un ejemplar de El fuego invisible, la novela galardonada con el prestigioso Premio Planeta 2017. Hoy os traigo mis impresiones sobre una historia correctamente escrita y que contaba con una buena premisa, a pesar de ser un tema algo manido, el del la búsqueda del Santo Grial, pero que no ha resultado ser lo que yo esperaba.

El fuego invisible va a desarrollar toda su trama en un marco temporal relativamente corto, el de una semana, transcurre por tierras españolas y se encuentra dividido en un total de sesenta capítulos más un epílogo. La búsqueda del significado de la palabra 'grial', no solo como un mero objeto sino como algo inmaterial, es el tema principal sobre el que pivota todo su argumento. Un término que fue acuñado por primera vez a finales del siglo XII, y que podría hacer referencia a algo poderoso que otros disfrazaron tras mitos para protegerlo como el más valioso de los tesoros.

David Salas, licenciado en filología y filosofía, es el profesor de lingüística más joven del dublinés Trinity College. Su jefa más inmediata pretende enviarle a España, durante sus vacaciones estivales, para que se reúna con un coleccionista que está dispuesto a deshacerse de un Primus Calamus, uno de los libros más raros y mejor ilustrado del Siglo de Oro español, escrito en 1663 y cuyo autor, Juan Caramuel, tan solo mandó imprimir unos poco ejemplares. A su llegada a Madrid se encuentra con una amiga de su fallecido abuelo, Victoria Goodman, una mujer a la que no veía desde su infancia y que pretende que nuestro protagonista se una a un proyecto al que solo pueden acceder ciertos sujetos cualificados, del que ya forman parte cuatro personas seleccionadas por ella para tal fin. Son un grupo de mentes creativas en busca de un objeto supremo. Y mientras David sopesa la posibilidad de integrarse en esta academia experimental, comienza una discusión entre sus integrantes llena de controversia sobre la verdadera naturaleza del Santo Grial, una búsqueda de pruebas que confirmen cierta documentación sobre los orígenes del mito, en la que se pone de relieve que la palabra `'grial aparece por vez primera a finales del siglo XII, en un inacabado cuento del trovador Chretien de Troyes. Y en una obra artística románica será representada seis décadas antes…

Partiendo de esta premisa tan sugerente y repleta de misterio, el lector se verá inmerso en un thriller en el que el hilo conductor de la acción será su personaje principal, David Salas. La narración en primera persona por su protagonista, aun siendo muy arriesgada, es ideal porque permite un acceso completo a sus pensamientos y decisiones. Un punto de vista interesante para revelar su personalidad, entender sus inquietudes y miedos o incluso empatizar con él.  Pero tiene una parte negativa porque se muestra la trama desde el punto de vista exclusivo del personaje, pudiendo sesgar ciertos matices de la historia a los que no tiene acceso. En esta ocasión no he logrado empatizar con ninguno de sus personajes porque están ligeramente pincelados, descafeinados, con la profundidad justa para poder identificarlos y hacernos una ligera idea de hasta dónde están dispuestos a llegar.

Indiscutible es la ardua labor de documentación llevada a cabo por el autor para escribir esta novela, donde saca a relucir datos tan interesantes como el desmedido interés de Valle-Inclán por el mundo de lo sobrenatural, las sesiones de espiritismo y las consultas astrológicas. Destacables son también las elaboradas descripciones que ayudan a situarnos en los distintos escenarios donde se va a desarrollar la acción. Javier Sierra no ha sido capaz de crear la tensión que una novela de este género necesita, en un thriller donde el mal está al acecho, marcando muy de cerca a los personajes, hay crímenes sin resolver y enigmas encubiertos en reconocidas obras de arte románico. A pesar de que la acción se desarrolla en un plazo muy corto de tiempo, el ritmo de la acción me ha parecido demasiado sosegado y desprovisto de emoción.

He disfrutado con la parte que se adentra en la iconografía románica, destacando las iglesias de Tahull, con momentos en los que he interactuado localizando los diferentes enclaves pirenaicos que se mencionan en la novela. Como ya he comentado en otras ocasiones, el arte de esta época estaba al servicio del pueblo. El pintor se servía de lo figurativo para adoctrinar a los fieles, en una época en que la lectura y la escritura eran poco comunes entre la población. Encontramos un gran simbolismo repartido por todo el templo, pero cabe destacar la zona del ábside.

Con un estilo sobrio y una prosa cuidada, El fuego invisible es una novela que cumple el cometido de entretener al lector y lo estimula a descubrir lo que hay oculto tras la simbología en la iconografía de las obras artísticas. Una historia donde la tensión narrativa y la acción se difuminan para volver a recuperarlas en la última parte donde llegamos a un final que, personalmente creo, no está a tono con el resto de la historia, porque me ha parecido corto y precipitado, además de que en algunos momentos se me hizo demasiado predecible y con situaciones cuyos desenlaces los ves venir incluso antes de que se produzcan. Un final poco realista y decepcionante que pienso no está a la altura del resto de la narración y que lastra todo el conjunto.

Sintetizando: El fuego invisible es una novela de fácil lectura que bebe de varios géneros como el de misterio y el histórico, aderezada con leves toques de romanticismo, en la que hay ciertas conversaciones insustanciales donde se exponen demasiado datos metafísicos, esotéricos, sobre filosofía griega o referencias históricas que lastran su lectura. Está correctamente escrita pero su ritmo y la tensión narrativa no son constantes. Aún así, no dejéis de darle una oportunidad a esta novela porque su autor os puede sorprender…

Y como siempre digo, esta es la opinión personal de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autor:
Javier Sierra (Teruel, 1971) es un apasionado contador de historias. Su mirada se detiene siempre en los detalles ocultos, en los misterios que no hemos sido capaces de resolver, y los comparte tanto en su trabajo literario como en radio y televisión. Es autor de diez obras, seis de ellas novelas de gran éxito internacional. Sus títulos La cena secretaLa dama azulEl ángel perdidoEl maestro del Prado o La pirámide inmortal se han publicado en más de cuarenta países y es uno de los pocos escritores españoles que han visto sus obras en lo más alto de las listas de libros más vendidos en Estados Unidos


jueves, 11 de enero de 2018

Reto 25 Españoles (Edición 2018)

En este 2018 apenas voy a  apuntarme a retos. Pretendo que mi participación en ellos sea algo más moderada, siendo más comedida a la hora de seleccionarlos, pero no he podido resistirme a participar, por sexto año consecutivo, en el Reto 25 Españoles.


Lo organiza de nuevo Laky, en su blog Libros que hay que leer. Se trata de leer y reseñar, al igual que durante el pasado año, un total de 25 novelas escritas originariamente en español.

Es una manera fabulosa de fomentar la lectura de autores españoles o hispanoamericanos. Si queréis conocer las bases para participar sólo tendréis que pasar por Aquí.

Estos son los libros con los que participaré en  el evento:
1

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...