1 de junio de 2018

Las hijas del capitán - María Dueñas


FICHA DEL LIBRO
Autora:
María Dueñas
Título:
Las hijas del capitán
Editorial:
Planeta
Año de edición:
2018
Páginas:
624
P.V.P.
22,50 euros


Sinopsis:
Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad. 
Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliega la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino. Un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra y un homenaje a todos aquellos valientes que vivieron —y viven— la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración.
Fuente: web de la editorial



Resultado de imagen de separador


Opinión personal:
La publicación de una nueva novela de María Dueñas supone para mí toda una incógnita porque si bien  "El tiempo entre costuras" es uno de mis libros favoritos y de los que más recomiendo, las posteriores publicaciones no terminaron de convencerme. Hoy os traigo mis impresiones sobre "Las hijas del capitán", una historia que tiene como trasfondo la emigración española en los años treinta, a tierras americanas, de gente poco cualificada y que se encontraba en la más absoluta miseria, buscando un futuro más prometedor. El hambre, la incertidumbre por el grisáceo panorama político del país, los anhelos e inquietudes los arrastraron a aquel nuevo mundo y ahora forman parte del tejido metropolitano. Un heterogéneo crisol de emigrantes que aportaron su granito de arena para que la ciudad que los acogió, Nueva York, continuara creciendo. Una novela de supervivencia, pasiones, amores prohibidos, ambiciones, incertidumbres, tropiezos, venganzas y mucha nostalgia, de lectura muy recomendable.

Emilio Arenas, más conocido como El Capitán, siempre fue un bala perdida. Nunca llegó a sentar cabeza y era nula su preocupación por labrarse un futuro, ni siquiera cuando decidió formar una familia con Remedios, en su Málaga natal. Emilio decidió montar un negocio, una pequeña casa de comidas ubicada en un semisótano cerca de la Octava avenida. El lugar era vulgar, sin lustre ni atractivo aparente, pero puso en él toda su ilusión para sacar adelante a su prole y resarcirse con las mujeres de su vida por sus sufridas ausencias. Ahora, unos meses después de arrastrar con él a su mujer y sus tres hijas, Victoria, Mona y Luz, hasta la ciudad metropolitana de Nueva York y tras toda una vida plagada de ausencias, los restos de Emilio están siendo sepultados en el cementerio del Calvario de Queens, dejando atrás una familia desarraigada, un mediocre negocio recién adquirido y una serie de deudas por pagar. La imprevista desaparición del cabeza de familia hará a sus hijas replantearse la realidad e intentarán reflotar el establecimiento familiar convirtiéndolo en un night club hispano, amenizado con actuaciones musicales en directo, muy a la moda en aquellos tiempos. Trazaron un futuro en el horizonte y pelearon por salir adelante, pero entonces llegaron los golpes que enturbiaron sus planes…

Dos de los aspectos más sobresalientes de esta novela son la cuidada ambientación y la fuerza de sus personajes. María Dueñas ha sido capaz de tejer un variopinto elenco de personajes, entre los que se funden los reales de aquella época con los de ficción, casi todos indispensables en el desarrollo de la trama, atractivos y reales, de carne y hueso, lo suficientemente cercanos para que el lector empatice con ellos. A través de los personajes nos hace partícipes del heterogéneo microcosmos existente alrededor de la calle Catorce, el lugar donde se asentaron las hermanas Arenas y se situaba la colonia española. Serán ellas tres quienes focalicen toda la acción, convirtiéndose en las protagonistas. Se criaron en un humilde universo encapsulado, entre corralones malagueños y un enjambre de mujeres por toda familia. Un entorno ajeno a los devenires políticos que acontecían en el país. Emigradas a la fuerza, vulnerables, desoladas y perdidas en el inquietante mapa de una ciudad voraz, con la única intención de volver a España más pronto que tarde, con los bolsillos lo suficientemente llenos como para establecerse sin apretaduras en Málaga. Estas jóvenes levantiscas y ruidosas que plantaban cara a todo con frescura insolente, ignoraban que sus vidas pronto se verían alteradas. Mujeres temperamentales varadas entre dos mundos que llegaron allí sin ambiciones ni sueños, pero que no tuvieron más remedio que agarrar con uñas y dientes las riendas de un negocio ruinoso en una compleja metrópolis, intentando encarrilar sus vidas hacia un porvenir más prometedor. Sumidas en la precariedad más absoluta, sin saber cómo van a subsistir, debiendo hacer frente a las deudas que el padre dejó atrás. Son huérfanas a la deriva en la inmensidad que una ciudad que ha acabado deslumbrándolas, cuatro pobres ignorantes e insolventes, incapaces de afrontar el incierto futuro que se les avecina. Obligadas a sobrevivir, dejando a un lado los sacrificios y las renuncias, la desdicha, la nostalgia y el callado llanto que asolaba algunas de sus noches.

De la mano de un narrador omnisciente, con un estilo depurado, una prosa elocuente, un dominio de la parte narrada sobre la dialogada, y una cadencia pausada pero envolvente que levemente se agiliza conforme avanzamos hacia el desenlace, "Las hijas del capitán" se articula en seis grandes bloques y un total de ciento cinco capítulos de corta extensión, lo cual le aporta cierta fluidez a la trama. Como ya he comentado, la trama comienza con una cadencia lenta y las densas descripciones, en ocasiones, podrían abrumar al lector y ralentizar la lectura.

Sintetizando: "Las hijas del capitán" es una novela de ficción histórica que se inicia con la inesperada muerte de Emilio Arenas, un hecho que quebrantó temporalmente a su familia, desprotegiéndola frente a las adversidades, pero que no dudaron en darlo todo para levantar cabeza en un mundo ajeno, solas y a contracorriente. Una obra para leer sin prisas, dejándote envolver por el bagaje personal de hombres y mujeres que se vieron forzados a emigrar al Nueva York de los años 30 huyendo de la miseria. Una historia en la que se pone de relieve el respeto y la solidaridad colectiva ante los contratiempos. Una balsa de compatriotas que avanza contra viento y marea en la inmensidad neoyorquina, soportando un presente duro como pedruscos en busca de un futuro más prometedor, siempre remando hacia delante y sin permitir el desfallecimiento. 

Y como siempre digo, esta es la opinión personal de una simple lectora, no de una crítica literaria.





32 comentarios:

  1. De esta novela he leído todo tipo de opiniones y por ahora la voy a dejar estar.

    ResponderEliminar
  2. Veo que coincidimos en nuestra opinión de María Dueñas. "El tiempo entre costuras" me gustó bastante, pero luego leí "Misión Olvido" y casi no lo puede terminar. No me quedaron ganas de más, pero cuando vi este libro en un programa de televisión, me atrajo mucho por la época, la ciudad y el tema. Le daré otra oportunidad a la autora. Viendo que te ha gustado, me animo más a ello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan estos libros porque aprendes historia casi sin quererlo, es una manera de conocer que que con esa gente en el nuevo continente. Besos

    ResponderEliminar
  4. María Dueñas me encanta, así que lo tengo apuntadísimo :)

    ResponderEliminar
  5. Me la regalaron el día de la madre,aun no tengo en mente leerla,a ver en verano si me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! ^^
    De María Dueñas solo he leído "El tiempo entre costuras", y no estuvo mal, pero tampoco me gustó tanto como para repetir, así que por el momento no me planteo leer ningún libro más de esta autora. Además, si dices que es uno de tus libros favoritos, y los demás no te gustaron tanto, no creo que yo los fuera a disfrutar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola, Marina. Tengo la novela, un regalo de mi marido. No me he decidido a leerla por defraudarme mucho la segunda novela de María Dueñas y estaba esperando reseñas para decidirme. Me gusta lo que cuentas, la leeré.

    Un beso y feliz viernes.

    ResponderEliminar
  8. Me pasa como a ti, que esta mujer me ha dado una de cal y otra de arena. Tomo nota de tu recomendación y, si tal como dices es para leer sin prisas, la dejaré para vacaciones. Besos

    ResponderEliminar
  9. Con esta autora no me animo porque todo lo excepcional que era su primera novela lo tuvo de desencanto la segunda. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Es mi actual lectura, voy más o menos por la mitad y aunque me está gustando, no me está entusiasmando, a ver que me depara la otra mitad.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. No me decido con esta novela. El tiempo entre costuras me encantó, pero con la siguiente me llevé tal decepeción que ya no he leído más de la autora. Con este voy leyendo reseñas diversas, y no lo tengo claro.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Yo aún no me he estrenado con la autora. La verdad es que me llamaba El tiempo entre costuras, pero como vi la serie (aunque ya bastante empezada) como que al saber de qué trata y el desenlace pues me echa un poco para atrás. Quizá le de una oportunidad más adelante cuando se me vaya olvidando la serie. Pero mientras puedo probar con otro título. Si veo este por la librería le echo un ojo por encima a ver qué tal.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. La de tiempo que no aparecía por aquí y me encuentro con que tu blog ha cambiado de imagen, me encanta. En cuanto a tu recomendación de hoy, me la apunto para mi madre que es fiel lectora de esta señora. Un beso

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Marina!

    Tengo esta novela esperándome desde hace unas semanas porque me tocó en un concurso. Al principio, me daba pereza porque después de "El tiempo entre costuras", "Misión Olvido" me decepcionó un poco pero esta historia me llama bastante la atención y me parece que la historia de estas mujeres puede ser interesante, aunque sea un poco lenta al principio como dices.

    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Yo no la voy a leer a pesar de que en general está gustando mucho. Quizá si no tuviera tanto pendiente le daba una oportunidad pero con todo lo que hay en casa y el mal recuerdo de Misión Olvido, lo dejo pasar,
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! Yo con María Dueñas tengo un "quiero y no puedo". Abandoné "Tiempo entre costuras" (no se porque me aburrió y ya..., ya sé que soy rara, porque es una novela que gustó a todo el mundo) y desde entonces no me animo con ella. Igual debería darle otra oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Estaba esperando tu reseña para decidirme, y me ha encantado lo que cuentas. Que se hable de la gente española que vivió en NY no es habitual en la literatura, además de bastante desconocido. Y además ese punto feminista que le aportan las tres protagonistas, me llama mucho la atención. Seguro que acabo leyéndola ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. A mi me quedan un par de páginas para terminarla y me está gustando mucho, solo leí El tiempo entre costuras que también en su época me encantó. Respecto a este si bien tiene al principio un ritmo mas lento no se me ha hecho nada de pesado, me han gustado las descripciones que te sitúan muy bien en el contexto, me pasa que en algún minuto se me hizo la narración similar a la de Isabel Allende (a lo mejor es solo idea mía), en fin, yo lo recomiendo aunque aún me falta el final.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Hola! Aun no he podido hacerme con este libro pero tengo mucha curiosidad por él. En cuanto pueda lo conseguiré y a ver que sensaciones me deja a mi.
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Pues como siempre, tu reseña me abre el apetito, a mí la autora me gustó mucho en «el tiempo...» y me aburrió en la siguiente. Lo apunto para el verano y la piscina, que no tenemos obligaciones del club. Besos.

    ResponderEliminar
  21. ME gusta mucho Dueñas, aunque LA templanza me decepcionó.
    La conocí el mes pasado, sin haber leído su libro nuevo, y sigo sin leerlo. Argggggg.
    Tiene pintazaaaa.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  22. De esta autora sólo he leído El tiempo entre costuras, que me gustó, pero sin entusiasmarme. Y este libro, si se cruza, podría animarme, pero no me llama tanto como para lanzarme a por él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  23. Entre que es un libro demasiado extenso para mi y que la anterior novela de esta autora pasó sin pena ni gloria, creo que lo dejo para el verano. Un beso

    ResponderEliminar
  24. Me pasa lo mismo que a ti, el primero me gustó mucho, el segundo ni fu ni fa, y el tercero me decepcionó. No me había planteado leer el cuarto y sigo dudando... Un beso.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola guapa! pues anotada la tengo, tiempo literal para leer tanto, no, la verdad no, pero que me gustaría hacerlo, si, y quién sabe a lo mejor en un universo paralelo puedo un día leer todo lo que me falta 😅

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  26. Chica, a mí esta novela no me cuajó, me resultó muy lento el inicio y abandoné. Quizás debería haber tenido más paciencia, pero teniendo tanta lectura pendiente...
    Gracias por tu reseña.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  27. Me la he comprado en la FLBadajoz y la voy a reservar para el veranito en el campo :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  28. Este libro forma parte del botín que adquirí en la feria del libro de mi ciudad y lo voy a leer pronto. Gracias por esta fantástica reseña

    ResponderEliminar
  29. Me pasa como a tí con esta autora, por eso no me he atrevido con esta novela (aunque la ponen bastante bien). Eso de que sea muy pausada al principio me echa bastante para atrás
    Besos

    ResponderEliminar
  30. No he leído nunca a la autora, a ver si empiezo por El tiempo entre costuras!
    Un besito

    ResponderEliminar
  31. Se la he regalado a mi madre y a mi suegra. Mi madre la anda leyendo y dice que le está costando porque es muy densa. Pero que le gusta. Ya no se si me lo dice para que no me entristezca o porque es verdad, jajajjaa.
    Yo leí Tiempos entre costuras y me encantó, menos el final. Pero no me llama, no se..
    un beso enorme!

    ResponderEliminar
  32. Es un tipo de lectura que siempre disfruto y me parece interesante, de momento estoy muy enganchada al romance histórico pero quién sabe si terminaré leyéndola.

    Besos =)

    ResponderEliminar

 
Designed by Beautifully Chaotic