28 de diciembre de 2020

Mapas del crimen. Regreso a los lugares del delito - Drew Gray



FICHA DEL LIBRO
Editorial:
Siruela
Año de edición:
2020
Páginas:
225
P.V.P.
29,95 euros
Traductor:
Lorenzo Luengo

Sinopsis:

En este recorrido cartográfico por los más terribles e intrigantes asesinatos del siglo XIX, ocurridos en las ciudades y regiones más castigadas por el crimen en todo el mundo, el doctor Drew Gray examina y reevalúa con precisión forense más de cien asesinatos distintos en sus diferentes tipologías. Decenas de turbadoras fotografías realizadas en las escenas del crimen por los pioneros del trabajo policial, ilustraciones contemporáneas aparecidas en las revistas sensacionalistas de la época e informes policiales y judiciales, completan este macabro retrato de un tiempo que vio nacer el desarrollo de las huellas digitales, las fotos de prontuario y los perfiles criminales.

Fuente: web de la editorial

Resultado de imagen de separador


Opinión personal:

Los crímenes enganchan y nos generan desasosiego, una afirmación con la que estoy totalmente de acuerdo. Mi afición por la novela de este género vino tras la lectura de Lobos, de Donato Carrisi, y con el tiempo me convertí en adicta a las series forenses del tipo CSI, Harrow, Mindhunter, True Detective o Bones. Hasta ese momento nunca me habían fascinado tanto los asesinatos y sus respectivas investigaciones policiales. Esto me hizo plantearme el realizar un curso en criminología que he añadido a mi currículo, aunque solo sirve para que me miren con cara rara cada vez que voy a una entrevista de trabajo, jeje. Entenderéis ahora por qué este título tenía que formar parte, con una preferencia casi absoluta, de mis estanterías.

"Mapas del crimen" es un título de no ficción sobre la historia del crimen entre 1811 y 1911, que articula su argumento en tres bloques, localizando los casos planteados geográficamente en Europa, Norte América y Australia, deteniéndose en las ciudades más castigadas por el crimen. Tomando como referencia ilustraciones de revistas sensacionalistas de la época, este libro analiza más de cien asesinatos en sus diversas tipologías que van de los crímenes sexuales, domésticos, políticos, por envenenamiento, infanticidios,  delitos contra la propiedad o de bandas que tuvieron en jaque a las autoridades. Presenta cada uno de los casos mostrando su enclave exacto en un mapa de la época y se acompañan de informes policiales, fotografías perturbadoras de la escena del crimen, algunas no aptas para estómagos sensibles, como una que aparece en la parte de los agradecimientos y que me impactó sobremanera, artículos de prensa que cubrieron los atroces acontecimientos para aclarar e ilustrar sobre el crimen, la investigación o el posterior juicio. Analiza quiénes fueron las víctimas y sus verdugos, cómo se llegó a su resolución y la reacción de la opinión pública.

A lo largo de la lectura, iremos viendo los avances en los métodos y la tecnología policial, por lo que los índices de resolución de casos se vieron incrementados. La invención de la fotografía, que dio paso a la foto de archivo, pasó a ser una de las herramientas por antonomasia usada mundialmente en el campo forense y judicial. Se fueron fijando también las líneas básicas para el estudio de la antropología y asentando los principios esenciales en la investigación de la escena del crimen (CSI). El cotejo de balas con el arma que las han disparado o los primeros análisis de huellas dactilares contribuyeron igualmente a ello.

Muchas son las atrocidades que aquí se analizan, pero os menciono aquellas que más me han impactado. El libro arranca con los asesinatos más famosos de la época previctoriana, cometidos en 1811, en el que dos familias del barrio de Ratcliffe Highway fueron masacradas en el intervalo de poco más de una semana. Un caso que conmocionó a la sociedad londinense por su arbitrariedad y brutalidad, y cuya fracasada resolución forzó una reforma en la policía. Como no podía ser de otro modo, otro de los casos expuestos y con el que se introdujo por primera vez el concepto de asesino en serie: los asesinatos de Whitechapel, que han servido de inspiración para multitud de novelas y películas. Otro caso curioso que nunca se resolvió fue la muerte de Luis II, rey de Baviera, quien supuestamente murió ahogado junto a su médico. En España se analizan únicamente dos crímenes, ambos tipificados como delitos contra la propiedad y de los que tan solo uno me era conocido. No puedo dejar de mencionar la historia del doctor Holmes y su "Hotel de los Horrores", un caso tan atroz que me ha incitado a investigar para saber más sobre el tema. Mencionar por último una serie de infanticidios ocurridos en Australia que obligaron a las autoridades a aprobar una ley para proteger a los niños ante gente sin escrúpulos.

Sintetizando: "Mapas del crimen. Regreso a los lugares del delito" es un título de no ficción en el que se exponen los crímenes que conmocionaron profundamente a la opinión pública, cometidos a lo largo de todo un siglo. El libro es fascinante en su contenido y una auténtica joya literaria, mimada hasta el más mínimo detalle, en cuanto a su calidad, editado de forma atractiva y cuidada, con una encuadernación cartoné y los cantos de las hojas en color negro. Un título que he disfrutado de principio a fin, en el que se pone de relieve el asesinato como fenómeno social y espectáculo, imprescindible para los aficionados a la crónica negra en general y a los criminólogos en particular. Si tenéis un amigo o familiar a quien le guste lo macabro, este sería el regalo ideal para ellos.

Y como siempre digo, esta es la opinión personal de una simple lectora, no de una crítica literaria.

16 comentarios:

  1. No conocía el libro, pero me atrae mucho. Gracias por traerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. El libro tiene una pinta estupenda. Ya lo tengo fichado después de verlo en varios blogs.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Marina. Apetecible, lo anoto para comprarlo. Mil gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Vi hace poco otra reseña en un blog y la verdad es que es una novela que me llamó la atención. Me pareció el regalo perfecto para los amantes del crimen, así que sin duda es un libro que tengo en cuenta.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo apuntado y con tu reseña me han entrado muchas ganas de leerlo. No sabía que eras "criminalista". No me extraña que te miren raro, ja ja. No es algo muy habitual. A mí me fascina también todo lo relacionado con el crimen, la ciencia del crimen podríamos decir. Cuando yo terminé la carrera no sabía nada de estas cosas y tampoco se estilaba tanto, pero de haber terminado ahora, igual me metía en la policía para poder pasar a la policía científica. A veces les decía a mis alumnos, en broma claro, que tenía que haberme hecho bióloga forense para tener clientes quietos y callados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es bueno que te haya gustado tanto, lo apunto ❤

    ResponderEliminar
  7. No es lo que suelo leer pero me has tentado y mucho. Apuntadísimo!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, ya había visto este libro en otras ocasiones, pero no me llama la atención.
    Un besazo y feliz año

    ResponderEliminar
  9. Interesante, no lo conocía y lo quiero en mi biblioteca personal. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Qué interesante! No lo conocía, me lo llevo apuntado.
    Gracias por la reseña!

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Bueno, bueno, bueno, menudo título traes hoy para las adictos a la novela criminal. Tomo nota y cruzaré los dedos para que los reyes lo dejen junto a mi zapatilla. Besos

    ResponderEliminar
  12. Este libro no es para mi, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Tengo echado el ojo a este libro, me encantan los mapas y todo lo relacionado con los crimenes. Y encima con lo bien que hablas del libro, más ganas tengo de leerlo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  14. Me lo anoto, creo que mi estómago aguantará porque ya he visto por ahí algunas de las fotos que se incluyen en el libro. Besos y feliz 2021

    ResponderEliminar

 
Designed by Beautifully Chaotic