10 de marzo de 2021

La Edad Dorada - Sara Donati


FICHA DEL LIBRO
Editorial:
Editorial Roca
Año de edición:
2021
Páginas:
816
P.V.P.
24,90 euros
Traductor:
Santiago del Rey Farrés

Sinopsis:

1883. En la ciudad de Nueva York son tiempos de un esplendor vertiginoso pero a la vez de una pobreza extrema y de cambios. El puente de Brooklyn está casi terminado y la ciudad se encuentra bajo el control de Anthony Comstock, quien lidera una brutal cruzada contra el vicio.

Anna Savard y su prima Sophie, ambas graduadas por la Escuela de Medicina para mujeres, atienden a los ciudadanos más vulnerables, aun cuando haciendo esto les podría suponer poner en riesgo todo aquello por lo que han luchado. Para Anna, su papel como cirujana le ha puesto en el camino de cuatro niños que lo han perdido todo. Frente a su impotencia, Anna deberá tomar una decisión inesperada entre mantenerse en el dolor de su pasado o dejar que el amor finalmente entre a su vida. 

Para Sophie, una obstetra e hija huérfana de gente libre de color, ayudar a una desesperada y joven madre le obligará a aferrarse a su juramento como doctora y la empujará, junto con Anna, a la órbita de Anthony Comstock, un peligroso hombre que se considera a sí mismo como enemigo de todo lo indecente y de todo aquel que se atreva a desafiarlo.

Fuente: web de la editorial


Resultado de imagen de separador

Opinión personal:

Como friki de series médicas de televisión del tipo The Knick o New Ámsterdam, no me podía perder este título que además tiene el aliciente adicional de estar protagonizado por dos mujeres que se dedicaron a una profesión dominada por hombres, siendo además una de ellas mestiza. Si era complicado que una mujer accediera a la universidad, imaginad lo difícil que sería cuando además su piel era de color, en una sociedad claramente racista. Hoy comparto mis impresiones sobre "La Edad dorada", la primera entrega de una saga con la que viajaremos hasta la Nueva York de finales del siglo XIX y en la que se combinan la ficción histórica con la saga familiar, todo ello aderezado con rotundos toques de romanticismo y tenues dosis de misterio, y protagonizada por unos personajes adelantados a su tiempo.

Nueva York, 1883. La cirujana Anna Savard tiene que suplir a su prima Sophie, especialista en obstetricia y ginecología, atendiendo a un grupo de huérfanos que ha llegado al muelle y están a la espera de un chequeo médico antes de poder acceder a la ciudad. Allí conoce a cuatro hermanos que quedaron huérfanos de madre durante una epidemia de viruela, y el padre los abandonó poco después. Un incidente en el muelle causará gran confusión y dos de los hermanos desaparecerán sin dejar rastro. La búsqueda de los dos pequeños se convertirá en una prioridad para Anna, mientras trata de lidiar con otros problemas relacionados con su trabajo que la pondrán a ella y a Sophie en el punto de mira de Anthony Comstock, un reformista que abogó por la supresión de la obscenidad y el vicio.

Con esta interesante premisa, a la que en el último tercio se le añade el aliciente de unos crímenes cometidos contra mujeres desesperadas, comienza la historia de dos primas lejanas, una de ellas mulata, que tras quedar huérfanas crecieron bajo la tutela de una tía común en pleno centro de Manhattan, renunciando a una vida de asueto para dedicarse a la medicina. Nos encontramos ante un título que contiene minuciosas y evocadoras descripciones de los dispares escenarios donde transcurren los acontecimientos, lo que contribuye a la magnífica ambientación del contexto histórico y social de aquella época, pero en momentos puntuales son como la hiedra que lo engulle todo. He disfrutado plenamente de toda la parte en la que se describen los procedimientos sobre diferentes afecciones a las que se enfrentan nuestras protagonistas en el día a día de sus lugares de trabajo, pero entiendo que a quien no le atraiga este tema le puede resultar un lastre que ralentice su lectura.

Dos mujeres inteligentes, de vivo ingenio, atrapadas en la lucha por los derechos de las mujeres a la anticoncepción, que deben demostrar constantemente su valía en una profesión dominada por hombres, luchando por las desigualdades sociales y ayudando a los mas oprimidos; el heredero de una gran fortuna enfermo de tisis y de amor; un policía de origen italiano con una forma de pensar adelantada a su tiempo, que liderará la investigación de unos crímenes horrendos; unos niños huérfanos desaparecidos; un cruzado por la moralidad victoriana a la cabeza de la Sociedad para la Supresión del Vicio. Mezclamos todos estos ingredientes y algunos otros, que prefiero no mencionar para evitar desvelar más de lo estrictamente necesario, lo agitamos y le añadimos una buena dosis de excelente ambientación, dos bonitas historias de amor y tenemos una novela de agradable lectura que hará las delicias de más de uno.

El estilo de escritura es fluido, por lo que sus poco más de 800 páginas volarán de las manos. Una lectura instructiva y amena que nos convierte en testigos de cómo la ciudad de Nueva York se desarrolla a un ritmo vertiginoso, con una  población creciente y compuesta por un crisol de culturas en la que se evidencia la enorme brecha de la desigualdad social, la opulencia de la clase alta frente a la miseria de las más bajas, así como los grandes avances que están teniendo lugar en el campo de la medicina.

De la mano de un narrador omnisciente que sitúa el foco de atención sobre todos los personajes, la novela discurre a un ritmo que no llega a ser vertiginoso, pero sí lo suficientemente fluido como para mantener al lector enganchado a su trama. Está trazada con una prosa sencilla y amena, y las descripciones detalladas ayudan a sumergirse en la trama sin darnos cuenta porque los acontecimientos históricos se entrelazan con la ficción, aunque hay algunos pasajes que pueden ser obviados al no aportar nada a la totalidad de la historia. Es vasto el friso de personajes secundarios que pululan entre sus páginas y variados los temas que subyacen en este título, rico en relaciones humanas, tales como la xenofobia, la corrupción policial o la difícil situación de los huérfanos inmigrantes que sobrevivían en sus calles en la más absoluta pobreza.

Sintetizando: "La Edad dorada" es una novela de ficción histórica aderezada con una buena dosis de romanticismo y tenues toques de misterio. De ritmo contenido, concluye con un final que no está a la altura del resto de la historia al dejar demasiadas preguntas sin respuesta, que deduzco se revelarán en la siguiente entrega. Sin embargo, cuenta con todos los ingredientes necesarios para hacer las delicias de un buen número de lectores, por lo que la recomiendo.

Y como siempre digo, esta es la opinión personal de una simple lectora, no de una crítica literaria.

 

21 comentarios:

  1. Hola, Marina. Tengo el libro para leer y veo que será una lectura apetecible, a ver si me animo pronto a saborear esta lectura. Gracias por tus impresiones.

    Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta que tenga bastante de romance, últimamente estoy muy romanticona y me apetece leer historia de amor principalmente, gracias por el descburimiento =)

    ResponderEliminar
  3. Este libro es de los míos, también procuro elegir títulos que estén protagonizados por mujeres adelantadas a su tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, me llama la atención la novela porque también soy friki de las series de médicos, aunque me echa un poco para atrás que sea el primero de una trilogía, con tantas sagas como tengo pendientes, sin embargo si se cruza en mi camino, no diré que no. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Marina, a mi me llama menos que a ti las novelas de médicos... Este lo dejo pasar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Esta novela, de la que he leído un par de reseñas recientemente, me resistía a apuntarla y me daba miedo leer más cosas y terminar sucumbiendo, pero tu reseña me convence de dejarla de lado. Esas dosis de romanticismo y ese final que no está a la altura y que prevé una continuación, no hace que me anime.
    Me encantó la serie The Knick. Es buenísima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Todo parece indicar por tu reseña y otras que he leído, que está encaminada a una continuación y quizás eso sea lo que menos me convenza, aun así puede que la lea. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Muy buena reseña, aunque el libro no me convence del todo.
    Besitos =)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Me alegra ver que ha sido una novela de la que has disfrutado, aunque el final te haya parecido que no estaba a la altura del resto del libro. Personalmente no es una lectura que me llame especialmente la atención, por lo que en esta ocasión prefiero dejarla pasar. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  10. La voy a dejar pasar por su tamaño. Ahora necesito lecturas más ligeras. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Qué pena que el final no esté a la altura. No sé si me animaré en esta ocasión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo no creo que no esté a la altura, más bien me da la impresión que es el estilo de las series que escribe esta autora. La verdad es que yo esperaba que el siguiente fuera Sophie y Anna pero con aventuras diferentes y no dejarnos con todo sin resolver. En principio, si tuviera el siguiente en las manos continuaría ya pero como pase mucho tiempo lo mismo ya me da algo de pereza. Ya veremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Que barbaridad! Menuda cantidad de páginas, entiendo que sea complicado que el final esté a la altura del resto de la historia pero aun así me gustaría mucho leerlo. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado mucho tu reseña, me alegro mucho que hayas disfrutado de tu lectura
    bsss

    ResponderEliminar
  15. Ahora mismo estoy con él y lo poco que llevo leído me está gustando.

    Un beso.,

    ResponderEliminar
  16. Me habéis tentado, así que lo tengo en el punto de mira :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Paso de puntillas porque ya sabes que lo tengo pendiente. Quiero empezarlo cuando termine "La reina sola"; probablemente la semana que viene
    Besos

    ResponderEliminar
  18. El que tenga continuación no termina de convencerme y me da pereza el número de páginas, prefiero los libros más ligeros aunque no dudo de que sea una lectura amena y probablemente la disfrutase. Besos

    ResponderEliminar
  19. Buenos días:
    Ya tenía la novela apuntada desde que leí la reseña de Inés. Después de leerte me confirmas que es una novela veraniega para relajarse sin complicaciones y pasar buenos ratos.
    Un abrazo y gracias por tu estupenda reseña!!

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! ^^
    No me llama mucho su temática, y tampoco es el tipo de lectura que busco en estos momentos. Además, me conozco, y sé que yo no lo disfrutaría tanto como tú.
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Paso de puntillas porque es una de mis actuales lectura. Volveré cuando termine para comparar impresiones.
    Besos.

    ResponderEliminar

 
Designed by Beautifully Chaotic